sábado, noviembre 03, 2007

Humedad



Deja que la humedad
se atraviese hasta mi boca,
como un estigma.

Sin advertencia,
quiero hundirme
como la luz.
.Oscura.

Recoger,
lo evidente,
el grito,
la lagrima embriagada.

Porque sin duda,
un día-error creía en ti,
te aspiraba en lo minúsculo
en mi tildada timidez,
infructuosa
me unía L e n t a

Y sin embargo sin apropiación,
hoy reniego de las bestias.
nadie me explico sobre el amor.
Nadie me indujo,
nadie erosiono...

Y fui otra vez,
un viaje,
la hija del retorno.
El acento sobre tus brazos.
Un silabario eterno,
culpando a tu nombre
en la tempestad.

3 comentarios:

CRISSOLO dijo...

cmo stas, tu poema tienen buen ritmo, espero nos escribamos, te agrego a mi msm.

saludos

Jorge Ampuero dijo...

Poesía húmeda e intensa, definitivamente...
Interesante blog. Espero nos leamos.

Saludos...

Federico San Juan dijo...

Imágenes sugerentes y algo de violencia poética ("la lágrima embriagada"). Bello.

Saludos,
FSJ.