jueves, febrero 08, 2007

Hoy soy menos volcánica



Hoy soy menos volcánica.
La rigidez me inmaterializa.
Dejo caer sobre mi la probabilidad
de emerger sobre la debilidad.
De rasgar las heridas,
profundamente sobre la ceniza.
Es una lastima,
que me solicites hoy,
cuando estoy menos oportuna.
Menos gata.
Mas actriz.
Hoy, que me enfermo por ser inocente
que ruge la voz solitaria,
dentro de la cerradura.

Tengo ganas de huir
de tragar el síntoma.
De espaciarme sobre el aire
con la cobardía.

Hasta que vuelvas,
perseguiré tu forma ambigua.
Las palabras nauseabundas,
las que hieren desbordadas
las que no cicatrizan.
Fingiré una voz,
para hablar de amor.
Sonrisas infiltradas,
dentro del espejo.

Porque,
desde tu realidad quiero partirme honda
hoy, quiero neutralizar la boca hundida
destruirme con el temor,
para no sentir que el adentro,
te mata con la furia del descaro
sin naufragar.

1 comentario:

Julio Sánchez dijo...

Se parece a uno de mis primeros escritos, cuando por aquellos viajes de mi vida el corazón romantico amoroso robaba mi atención durante unos meses. Está bueno, seguiré leyendo, pese a que la madrugada ya casi toca mi puerta. Hoy hablé con tu hermana, digamos que partí como un admirador de sus letras, más allá de haber leído poco de ella. Una amiga mía es amiga de ella y pudimos conversar. En fin, hoy estoy aquí disfrutando de la exquisita sutileza natural de las letras delicadamente articuladas. Ojalá las ganas de escribir no se les termine nunca... Saludos.