viernes, octubre 10, 2008

Heridas





( Agradecimientos a Jhon por permitirme utilizar esta foto)


Ultimamente,
cada rasgo étereo del daño
lo escuda tu boca.
Como una firma silenciosa
que me reda,
los nudos del corazón.
Estos terribles hartazgos
de sombra se arañan con mi muerte,
como una soga enferma,
me retratan;
pero vuelvo a ti hasta mi estación
confundida con los hombres
y en las llamas,
los hilos de mi útero
te proponen
que no rasges el dolor con las uñas.
Que alteres lo débil,
que nutras la resistencia
de nuestros pasos.
Porque amandonos:
debajo del silencio
mutará nuestra música
hasta la sutura del vacío.
Y yo aprendere de tus heridas todas las noches.

4 comentarios:

La escribiente diurna dijo...

Mili:

Muy buen poema. Es un gusto leerte siempre. Abrazos

La escribiente diurna dijo...

Intenté dejarte otro comentario en la prosa anterior pero no pude. Interesante prosa...¿aún está abierto a la escritura?

Muy buena Mili. Otro abrazo

VERDE dijo...

Las heridas se dicen que son importantes, sin embargo creo que lo que si lo es, es como uno las recibe. Muy bueno, saludos.

PaoValdivieso dijo...

hya heridas que duran para siempre y que la marca es aun m,as profunda de lo que los ojos pueden ver