martes, noviembre 28, 2006

Creación Suicida


Detrás de las tierras subterráneas
mi alma aprende de pasajes
a ser tiniebla
soledad infortuna.
Tiemblo en el deshoje
de las olas al romper
a la niña que se agiganta
en la boca que resiste
sobre el poema.
Tenme aquí, digo
la creación es súbita
se vuelca en los ojos
los convoca
te pone en una cuerda floja
te sitúa en un cordón
a ras del cuello.
Aquí te pusieron,
¿Lo ves?, de aquí naces
te inquieta el desarme
a ratos
te inquieta ser Dios.
En la emisión del llanto
de la huida, hacia el templo
huyen de ti las mujeres débiles
vírgenes duermen
acostadas sobre el cemento.
Se cruza sobre tu intelecto aéreo,
una minúscula residencia de cicatrices.
( Las palabras te ahorcan, te ahorcan, atrapan.)

1 comentario:

Monsieur James dijo...

Con un mirar impecable y un poema en tus dedos nos regalas un crudo y real homenaje a la transición del cuerpo y el espíritu,; la carne y el barro.